El Malaín… agricultores por un día

El Malaín es uno de esos lugares que teníamos marcado en nuestra lista de actividades pendientes desde hace algún tiempo, así que este verano nos lanzamos a la aventura de convertirnos en pequeños agricultores por un día, eligiendo, probando, y recolectando frutos del bosque de un precioso huerto ecológico.

El Malaín se encuentra en Villaviciosa, Asturias, tras una subida por una carreterita llena de preciosas vistas. Es un lugar encantador, desde luego orientado al público infantil, aunque también venden su producción.

Visitar la finca es gratis. Al entrar te entregan una pequeña cajita, la cual puedes llenar de todos los frutos que quieras y luego llevarlos a casa, por el módico precio de 2 euros. La fruta se puede probar ¡pero sin abusar! como explican perfectamente los carteles. 

Nosotros estuvimos en época de arándanos, frambuesas y moras, y qué deciros de cómo estaban, una auténtica explosión de sabor en la boca que nada tiene que ver con lo que compramos en las grandes superficies.

Pero sin dudarlo, lo mejor es la maravillosa experiencia didáctica que vivimos, siempre a través de la diversión y el juego. Sobre todo el pequeño alucinaba con la experiencia, iba pegando saltitos de alegría mientras tocaba, experimentaba texturas, sabores, colores, olores… todo ello acompañado del placer y la energía que transmite encontrarse en plena naturaleza.

Después de dar vueltas por las hileras de frutos, dejar que cogieran lo que quisieran y perdernos y partirnos de risa en el pequeño laberinto, nos dirigimos a un pequeño parquecito que tienen, todo hecho con sus manos. Una casita en el árbol, un columpio, y una liana… tanto lo disfrutaron que no se querían ir.

Para finalizar un día tan maravilloso, pasamos por la tienda, y adquirimos las cajitas de fruta, unas mermeladas, un bizcocho casero y unos helados de frutas del bosque artesanos que quitaban el sentido.

Sin duda, el malaín, y el agroturismo en general es una experiencia maravillosa, una enseñanza en valores de respeto a la tierra, la naturaleza, el esfuerzo, el cariño y el valor de lo nuestro.  

Recomendable 100% para familias con hijos de todas las edades. 

Autor entrada: Mamá

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.