El cesto de la ropa

Las aburridísimas tareas diarias se pueden convertir en un excelente recurso para estimular a nuestros peques. 

Sonidos, olores, colores, nuestro día a día es todo lo que nuestros hijos necesitan para aprender a conocer el mundo que les rodea.

Hoy os dejamos una pequeña idea para convertir ese tedioso momento en un rato de complicidad y estimulación.Estimulación y rutina. Adivina cuanto te quiero

 

Estimulación divertida. Adivina Cuanto te quiero.

Autor entrada: Mamá

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.