Cuevas de Zugarramurdi. El pueblo de las brujas.

 Zugarramurdi, norte de Navarra, a 3 km de la frontera francesa. 240 habitantes. “El pueblo de las brujas”

 

Viajes en familia. Zugarramurdi, el pueblo de las brujas. ACTQ

Llegamos a las cuevas de Zugarramurdi atraídos como muchos otros, por sus historias y leyendas, supersticiones, viejas historias de herejías, ritos paganos y aquelarres. 

Ciertamente, y sin ánimo de exagerar, tiene una energía misteriosa que es electrizante y pone los pelos de punta. Es verdad que en ese sobrecogedor (y hermoso) lugar se respira algo difícil de describir. Además, coincidimos con un grupo teatral que estaba grabando y escenificando los terribles hechos del pasado, un grupo al cual no vimos pero sí pudimos oír durante todo el recorrido gritar desde las profundidad de la cueva ¡culpable, culpable, culpable!. Todo eso, unido a la luz del atardecer, a la energía que desprende el lugar y a que por la hora que era no nos tropezamos con casi nadie hizo de la experiencia una aventura casi irreal. Leo alucinaba aunque también iba asustadillo. Para él fue una auténtica aventura.

Como llegamos a última hora de la tarde y medio despistados, no reparamos en que nos adentrábamos en un itinerario circular, largo de recorrer y, sobre todo, con mucho desnivel, por lo que se nos hizo difícil ya que íbamos porteando a nuestro pequeño Ibai. Calculo que a un ritmo normal se tarda más o menos una hora en recorrerlo todo, nosotros, como íbamos con el chiquitín, nos costó bastante más tiempo.

Si vais con prisas, con carrito o tenéis restringida la movilidad, os recomiendo que vayáis directos a la cueva, pero si tenéis tiempo, no os podéis perder la maravillosa ruta que discurre por la montaña y el bosque alrededor de las cuevas, y en la cual podremos deleitarnos con la vegetación de la zona, de ese verde esmeralda del Norte de Navarra difícil de ver en otro lugar, leer las viejas historias de contrabandistas (que no todo son brujas) que poblaron la zona, el arroyo, recorrer con deleite el prado del aquelarre para llegar a las  magníficas cuevas .

Las cuevas son enormes cavidades que han ido moldeando el Arroyo del Infierno “Infernuko Erreka” y en todo caso, el conjunto de las cuevas y el itinerario es un monumento natural impresionante, que, con o sin brujas, vale la pena visitar.

Si tenemos tiempo la visita será perfecta complementarla con las cuevas de Sare (ya en Francia)  y con el museo de las brujas que se encuentra en el viejo hospital, situado en el mismo pueblo de Zugarramurdi, en la salida hacia las cuevas, al cual no llegamos a tiempo pero hemos apuntado como cita pendiente en alguna de nuestras próximas escapadas.

Nosotros terminamos el día visitando el precioso pueblo de Sare, ya en Francia, el cual merece que le dediquemos un post completo otro día por bucólico, encantador y por ser elegido uno de los pueblos más bellos de Francia.

Zugarramurdi y sus cuevas es un plan perfecto para ir en familia que reúne todo lo que un niño puede desear en una escapada: misterio, belleza, naturaleza, historias de brujas, leyendas, cuevas y cultura.

Si estáis atentos, un lugar donde escuchar cómo las piedras los bosques y el agua nos cuentan una historia. Una terrible historia. 

Autor entrada: Mamá

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.